CAROYAS (Asturias)

Nuevamente de visita

Un pueblo pequeño, muy verde, con el mar que te invita a mirarlo por horas.
Su gente que es mi gente, es maravillosa. Allí me siento como en mi propia casa. Su calides es infinita. La paz te atrapa.
(2 de Marzo de 2017)