CANGAS DE ONIS (Asturias)

Monasterio de San Pedro de Villanueva (Actual Parador Nacional)

Con la prematura muerte del rey Favila, al joven rey no le dio tiempo de tener descendencia y le sucedió en el trono su cuñado Alfonso quien al estar casado con Ermesinda, hija de Don Pelayo y por tanto hermana de Favila, se convirtió en el único y legítimo heredero. El nuevo rey, Alfonso I, pasó a la historia con el sobrenombre de "El Católico". Continuó con la labor de la reconquista y afianzando territorios. En Cangas de Onís mandó levantar sobre los cimientos del palacio de Favila, un templo para honrar su memoria y que a su vez sirviera como panteón real. Dicho templo se fundó en el año 746 y de las tres naves con las que contaba, tan sólo perdura una y unos restos arqueológicos.
En ese mismo lugar en el siglo XII, los monjes benedictinos levantaron un monasterio dedicado a San Pedro. El actual monasterio que observamos hoy, sufrió diversas reformas y remodelaciones en los siglos posteriores. Aunque encontramos muchos añadidos barrocos, es uno de los ejemplos más destacados del primer prerrománico asturiano.
El monasterio de San Pedro de Villanueva está declarado Monumento Nacional y es, desde hace unos años, el Parador de Cangas de Onís. Se encuentra en la pequeña localidad de Villanueva, junto al río Sella, rodeado de verdes prados y montañas. A tan sólo cuatro kilómetros de la antigua capital de los reyes astures.