las Salidas, BULNES

He estado de nuevo en bulnes, la primera vez hace más de diez años. Sobre la magia de la montaña, de sus caminos, de sus sonidos, de su olor, no es posible añadir probablemente nada que un buen montañero haya dicho antes. Pero si que vamos a decir algo que nos ha defraudado profundamente, me apena que la apertura a un turismo más masivo se lleve por delante esa magia, papeles en la senda, colillas de cigarrillos en el río, botellas vacías en cualquier lugar. Si la montaña merece ser conocida por...
Por este duro camino tuvieron que subir los habitantes de Bulnes durante toda una vida sus pertrechos y alimentos a lomos de caballerías. Desde el año 2000 existe un funicular para acceder al pueblo.