BLIMEA (Asturias)

BLIMEA: Mi mujer me hizo creyente...

Mi mujer me hizo creyente
- ¿Y eso?
- ¡Yo no creía en el infierno hasta que me casé con ella...!