BLIMEA (Asturias)

BLIMEA: Yo conozco en persona a Estifhen Hokings, Ana y yo...

Ye verdá que por S. Antón la gallina PON, y ye verdá que en Sanamies hacien reve-
rencies al gochu, claro como nun había control de alcohol, y aunque lu hubiera...
como ningún tenía coche,ála a les caciplines, mi padre también de vez en cuando
iba a tomar una cacipla de vino, recuerdo el "peyeyu" de vino tintísimo que tenía
mi tiu Pachu, yo creo que en muches cases tenien el peyeyu pa tirar de él hasta
que se agotaba, hoy a los chavales, hablayos de peyeyos de vino y de caciples sue
nayos a chino ¿a que sí? también recuerdo cuando jubábamos a la rana, en los chi-
gres de Quirós y de Cundo, también cuando llegaben a Blimea los títeres, la gente,
cogiamos la sillina y pa la plaza a ver a Cosmín y compañía,"Cosmín, Cosmín me
gustes porque yes tan pequeñín (claro, era enanito, probín) a veces venien a la mi
plaza y yo los veía desde la habitación, los guajes disfrutábemos como "enanos".
Yemi: Los vídeos no llegó ninguno.
NUNCA ME DIGAIS ADIOS QUE YE UNA COSA MUY TRISTE AMIGOS QUE BIEN SE QUIEREN NUN
CA DEBEN DESPEDIRSE. Estoy vien un programa DISCOBERY-MAX, donde habla Estifhen
Hokings, esi hombre que a consecuencia de una enfermedá degenerativa quedó pa vi
vir en una silla, solamente funciona el cerebro ¡y como funciona ¡ye fisicu-químicu
y según él despues de estudiar concienzudamente el Universo, llegaron a la conclu
sión de que Dios nunca pudo existir.

Yo conozco en persona a Estifhen Hokings, Ana y yo tuvimos el privilegio de conozelu en Oviedo, en una recepción que hizo el Principe de Asturias en el Reconquista, con motivo de la entrega de premios que llevan su nombre, alli conocimos a este gran cientifico, a su esposa, y, a su hija, tambien cocnocimos a Berlanga, el gran director de cine, y a muchas otras personalidades del mundo de las letras y las ciencias, del deporte, etc etc, en aquella epoca estaba yo de vocal del Consejo de Administracion de Cajastur, en representacion de los Impositores, fueron 6 años maravilloso.
El peyeyu vino tambien lu tenia mio Padre en casa, mitad Toro y mitad Tierra, nun se me olvidara nunca, cuando la bota taba vacia, mandabame con una jarrina que teniemos, que sacara vino del peyeyu y llenara la bota, tambien recuerdo que, siempre, traia de la mina un cayu bocadillo pa Ramonin, y, otru pa mi, y despues dabamos un tragin de vino a cada uno de la bota, como nos sabia aquel cachin de bocadillo, y aquel tragu vino, yera gloria del cielo, ¿por que? por nos lo dava mio Pa. Tito Pachu, cuando con aquelles mules que tenia repartia vino, y siendo pequeños subiamos en elles, en la albarda y davanos una vueltina, Dios que tiempos tan felices.
Cuidabos, un abrazu.