BELEÑO (Asturias)

BELEÑO: SENTADO EN EL SILENCO...

SENTADO EN EL SILENCO

Sentado en el silencio de la tarde,
-pensando en aquel banco que me espera-
y que fue construido con tosca mano
en un alto camino de la sierra.
Sentado en el silencio me imagino
el verde y la nieve en la montaña,
el agua que baja cristalina
y el ruido que se escucha cuando salta.
Desde este asiento que es como un altar,
en días que nacen claros
veo lejos Peña Santa,
barrancos y verdes prados.
Desde este banco, sentado,
a veces baja el “borrín,
que es una niebla cerrada,
y entonces me quedo solo
perdido en mis pensamientos
y que adornan dulcemente
las esquilas de las vacas.
A veces los pensamientos
se juntan con lo soñado,
y aunque este lejos mi sueño
veo el asiento y el campo.
¡Mi campo, mi tierra verde!
De mi Asturias la soñada,
en la que pienso todos los días
con recuerdos de la infancia,
Sentado en el silencio de la tarde,
soñando con el sitio deseado,
los días se me hacen más hermosos
pensando que tengo que lograrlo …
…. nel de Viegu