BELEÑO (Asturias)

BELEÑO: CIEN PALOMAS ASUSTADAS...

CIEN PALOMAS ASUSTADAS
………..
A las manos me llegaron
cien palomas asustadas,
de tanto fuego en las calles.
tanta sangre derramada.
Una migración cruzaba
las callejas y las plazas
huyendo de la metralla
batiendo sus alas blancas.
¡Qué pena, Señor que pena!
Mis manos están arrugadas
de secarme tanta lágrima,
de repartir tanto "pésame"
de expresar ya tanto ¡Basta!
Lo bonito que es la paz,
las palomas y las plazas
y el saludo de las gentes
a las puertas de las casas.
Pasaban cien palomitas blancas,
la arboleda se adornaba.
Pero no, ahora no vienen contentas
que llegan como asustadas,
y yo les tiendo las manos
como pidiéndolas calma.
pero ellas no entienden de explosiones,
ni entienden porque la gente se mata..
Tampoco lo entiendo yo,
mis manos están cansadas
de escribir tanta protesta
sin una sed de venganza.
¡Qué pena, Señor que pena!
¡Ay qué triste esta la plaza,
que vacíos los balcones,
que sin adorno la fuente,
sin nidos los torreones.
A las manos me llegaron
cien palomas asustadas,
de tanto fuego en las calles
tanta sangre derramada.

********
con cariño de Manuel de viegu