BELEÑO (Asturias)

BELEÑO: He hecho un poema a loa emigrantes hijos de Ponga,...

He hecho un poema a loa emigrantes hijos de Ponga, pero para mi gusto y mucho más interesante este que hizo D. José Trigo Durán de Helva el 30- 8-912 titulado ¡Los Emigrantes! y que os trascrivo por lo bonito que me parecio, ademas mi madre nacio ese año un 16-7-912 en el Concejo de Ponga, en el pueblin de Viego.
¡LOS EMIGRANTES!
¡Liorando de pena!...
Liorando de pena salen a millares
del pais hispano los trabajadores;
con el alma llena...
¡de tristes recuerdos, de amargos pesares
y negros dolores!
Buscando el tabajo que aquí se les niega
se van á la hermosa tierra americana,
quizás con la dulce confianza ciega
¡quien sabe si vanal!
de volver un día
con mucho dinero, con mucha alegria,
á su pueblo amado,
que llenos de espanto, con luz sombría,
por ambre han dejado.
En naves gigantes
que cruzan los mares veloces,
sufriendo un calvarío de angustias atroces
se alejan de España, ¡pobrs emigrantes!
metidos en sucias bodegas profundas,
Allí pesarosos,,
hambrientos y estrechos
amargos suspiros, desgranan sus pechos,
y llenos de rabia maldicen que josos

su mala fortuna
al recuerdo santo.
de aquel bello cieloque veló su cuna
en donde sus madres con tiernos cariños
al compas sublime de amoroso canto
mecianlos gozosas cuando fueron niños
¡y de cual se alejan con tristeza tanto!
Ymientras el bárco rapido navega,
el rudo oleaje con furia cortando,
ellos en la negra y oscura bodega
se ocultan pensando
en la tierra hispana amada y querida
que ya para siempre contemplan perdida,
En la tierra hermosa,
que alegres labraron
con mano hermosa
y con su sudor y sangre preciosa
también generosos mil veces regarón.
Aquella que oía
sus gratas canciones al nacer el día
los bellos albores,
¡Y guarda el secreto de tantos ammores!
¡Y guarda el secreto de tanta alegria!
Aquella que cierra sus sueños dorados,
donde quedan seres que le son amados,
los que sin reposo, sosiego ni calma
llorando quedaron
por los que á las panpas con pena en el alma
por hambre emigrarón.
¡Yemigran... y emigran a tierra lejana!
¡Quièn sebe la suerte que allí les espera!
Su patria inhumana,
cual madrastra impia los echa severa.
¡Y marchan.. y marchan á extrañas regiones,
á labrar los campos con sus férreos brazos!
¡Llenos de esperanzas, llenos de ilusiones,
y hechos de dolores sus pechos pedazos ¡
¡Y marchan!.. y marchan con mucho disgusto,
en pos de trabajo, por sendas ocultas,
¡Llenos de amargura y de sinsabores!
Mientras que en España los grandes señores,
dejan por capricho, por placer ó gusto.
¡millares de hectárias de tierras incultas
millares de hectareas de tierras incultas