BELEÑO (Asturias)

BELEÑO: Perdon se me esfumo...

Perdon se me esfumo
Las majadas la ganaderia doméstica, la fauna salvaje y los caminos por lo que los pueblos a lo largo de los siglos han estrechado lazos. Ermitas, caserías y ventas que protegieron trdicionalmente a los viajeros (con la obligación de dar ospedaje, lumbre y pan al traseúnte durante 24 horas), abastecieron a sus habitantes de ciertos productos (trigo, aceite, vino, paños) y registraron leyendas como la que narrala defensa del casero de Ventaniella hizo a la hermana de Pelayo-allí refugiada-ante las tropas de Munuza:"Ni venta ni ella" mantuvo el ventero ante la oferta de rendición, frase que dío origen al nombre de la alvergería.
Continuara

Un saludo muy cariñoso por no dejarme aqui solita para mis incondicionales amigos Eduardo y Manuel