BELEÑO (Asturias)

BELEÑO: PERDON SE ME ESFUMO...

PERDON SE ME ESFUMO
Y yo estaba en ellas y presencié tu descenso grave y lento, solemne, como baja á la historía el Dios de los cristianos.
Sobre nuestros carpetanos montes quedaste en reposo. Los duros hijos de esta tierra te vierón volver un año más con alegria; la blancura de la nieve resplande en sus almas poe que en ella ven el pan.
Mucho tiempo quedaste en metido en los agrestes picachos en los montes ventisqueros. Despues el padre Sol, que te hizo subir, te permitió bajar, fundiendo tu hielo.
Te deslizaste en las brañas, formando hilos de cristal, empapando la tierra, que se abría a tu caricia buscadote a ti mismo y reuniendo moléculas en el amado seno de los riachuelos.
Allí he podido verte mil veces y rendirte el homenaje de mi cariño; allí dije palabras de gratitud cuando tu fria y cristalina agua calmaba mi sed y bañaba mi cuerpo. Hemano rio, merecer la inmortalidad.
He bajado con tigo al pueblo por el camino has venido cantando para mí el cantar de la vida.
Hermano río, por ti vive el mundo