BELEÑO (Asturias)

BELEÑO: Mi amigo, despues de verla un día y otro día sin que...

Mi amigo, despues de verla un día y otro día sin que nada le dijera a quella mujer adorable, se enamoró locamente; una tarde la vió hablar con un hombre burdo, bulgar y de dudosos antecedentes, entonces mi amigo indignado al ver que aquel hombre si no se presentaba otro podria llebarse aquella joya, se dedico a pasear un día y otro día por la calla donde vivia, deseoso de redimir aquella belleza postergada; aquella diosa, que encantó a un mago, un gnomo grotesto... Y sigiuió amándodola mucho cada día mas en silencio... Hasta que un día se armo de valor y una noche, se decidió hablarla.