BELEÑO (Asturias)

otoño en ponga
Foto enviada por manuel
XXII
AUTOBIOGRAFÍA
**************** (La vuelta a la inocencia)
------------------------------ ------------------------------ --------
Mi madre nació en Mieres del Camino,
mis abuelos en la Huiría de San Tirso,
y mi padre y yo monte arriba, mitad
hierba, mitad robles, devorando los caminos.
En Castilla me crié añorando tierra verde
después que murió mi padre (en la guerra,
defendiendo… obligado…eso se entiende)
Cuando se empieza a soñar, cuando intentas
ser poeta, te roban hasta el silencio,
se obscurecen las estrellas
y se te esfuman los versos.
Y más bombas y más bombas
y otro muerto y otro muerto.
Setenta años llorando aquellos que ya se fueron,
denunciando, discutiendo, el niño se fue perdiendo.
y se le mueren las musas, y se le ahogan los silencios.
Y cuando el Sol parecía que salía y renacían
sus intentos, mas muertos, muchos muertos, más impotencias
más terrorismo, más que denunciar a los de fuera
y, más pena en los de dentro.
¿En donde fue mi inocencia? ¿Quien me robo aquellos versos?
Los que soñé entre los robles y con metralla se fueron.
¡Yo ya era poeta! Pero son tristes lamentos.
- De verdad que las balas tienen poca poesía _
- Trabajo y mas trabajo “ Auxilio Social “
- ¡Señor que recuerdos ¡
Hay que seguir denunciando, derrumbando
muros y alegremente llorando.
¿Te acuerdas de aquel niño inocente
que vio pasar tantos pájaros?
El que soñó ser poeta – esta un poco desilusionado –
Ha descubierto que las aves venían huyendo de otras guerras,
de otras bombas, de la gente y sus maldades …

nel de Virgu
os recuerdo siempre
OTOÑO SANGRIENTO
….
En este Otoño sangriento
he querido escribir a la última rosa,
he vibrado con el dolor de los hombres,
he protestado con el hacer de las cosas.
Tengo miedo de que la Paz no llegue nunca,
mucho miedo, un miedo tan palpitante
de que los gobiernos se vistan de noche
y nos dejen en penumbra en un instante.
Sin embargo madre, algún día entenderás
el dolor, el dolor de mi queja,
de mi triste cantar,
que ni un momento se aleja.
He querido transgredir los relojes del tiempo,
desbaratar el almanaque lindante,
consagrar a la noche y, olvidar,
y ganar la eternidad de un instante.
Pero tengo que hacer convocatoria a la vida,
debo decirlo, tengo que denunciar,
decir, que mi alma está dolorida
y mi voz quiere gritar.
Sin embargo madre, algún día entenderás
que cantar es bueno, y reír es más bueno todavía,
si lo entendiesen los hombres,
esos que hacen las guerras, seguro que cantarían.
Si entendieran las miserias de los pueblos,
ellos, que quieren ser felices sencillamente.
Pido una convocatoria, un consuelo,
os lo pido humildemente.
Después, no sabría más que decirte.
¿Qué decirte, madre?- Sólo que tengo miedo,
mucho miedo a que todo llegue tarde.
Por eso escribo a las rosas,
por eso grito a los hombres,
- me rebelo ante estas cosas -
------------------------------ -----
Manuel de Viegu
Continuando con nuestro paisaje, el cual describe muy bien mi amigo Gelo, en el folleto Paisaje y Paisanaje de Ponga y que yo os trascribo, por que nadie lo haría tan bien ni con tanto cariño.

Con esto os emplazo a venir a Ponga por Semana Santa, y conocer de cerca nuestro paisaje forestal de Peloño. Un bosque muy bonito en él otoño.

La masa forestal de Peloño se extiende sobre mil hectárias y encierra cerca de 200.000 hayas, siendo considerado el hayedo mejor conservado de toda la península ibérica porque presenta ejemplares en las diferentes fases de madurez y por que subsiste un ecosistema con amplias comunidades animales y vegetales. La formación vegetal se cierra en forma de bosque tupido en altura por donde apenas penetra la luz, lo que favorece la proliferación de plantas bajas, setas y sobre todo, de líquenes como la usnea que cuelgan del tronco y de las ramas a modo de barbas vegetales. Pero el bosque de Peloño también ha sido durante siglos el lugar de paso de vacadas y yeguadas a la búsqueda de los pastos veraniegos y otoñales y el almacén de maderas de las parroquias circundantes. Alrededor del bosque se localizan las majadas de Bustantigu, Sus, Arcenorio, ctc a donde acuden con sus ganados los pastores de Casielles, Viegu, San Ignacio, y Beleño. A lo largo del tiempo los lugareños, el ganado doméstico y la fauna salvaje han convivido en Peloño en armonía con el bosque y habra de ser ese equilibrio el que garantice el futuro de una de las masas arbóreas más bellas, atrctivas y sorprendentes del sur de Europa.
Caminemos juntos por valles y laderas y deja que la inspiracion te coja de la mano. esto te lo dedico a ti Amparo Velasco (Amparin) que casi nadie puede hacer una descripcion de la tierra como tu...
******************************

OTOÑO

Que nostalgia de Verano
entre ellos se comenta.
¡Cómo se acuerdan del pueblo
y su paseo por la huerta!
Y es que el Otoño es ya triste,
se cae la hoja se seca…
y los viejos son todavía más viejos
y la solana es la espera.
Cuentas los hechos de entonces
batallas que fueron ciertas,
a veces rezan por otros.
La muerte que siempre arredra.
Otoño… les pones tristes,
nos duermes a los poetas,
y a los viejos les asustas.
Las hojas las vuelves secas…
-----
PENSANDO ESE VERSO
….
Está lloviendo sobre las acacias
y el Otoño y las nubes
le han cambiado
el color a la tarde.
No obstante, hay algo que es penetrante,
el olor de la hojas mojadas,
el resonar de las hojas caídas
y el aroma en el aire.
Me gustan estas tarde
lluviosas, silenciosas,
en que anochece antes,
cuando el rumor de la gente
se pierde en los portales,
la calle está desierta
y las gotas de lluvia
sacude en los cristales.
Me gustan estas tardes
tan llenas de fragancia,
en que es misterio todo,
en que todo está en calma,
y a los poetas duerme
soñando lunas raras,
- pensando en ese verso -
que implique “Paz” y valga…
******´
Manuel Gonzalez Alvarez