Torre del campanario Iglesia de San Miguel, CANTAVIEJA

La iglesia dedicada al arcángel San Miguel se ubica junto a la muralla y al antiguo hospital de Cantavieja. Se adscribe a la tipología característica del gótico levantino: iglesia de nave única cubierta con bóveda de cañón apuntado y cabecera poligonal de cinco lados cubierta con bóveda de crucería, cuyas nervaduras apoyan en ménsulas con cabezas de ángeles. La cabecera fue completamente construida en piedra sillar muy bien tallada, en la que abundan las marcas de cantero.

El elemento más interesante del interior de la iglesia es un sepulcro de alabastro situado en un lateral de la cabecera, conocido tradicionalmente como sepulcro de San Miguel y documentado por Sofía Sánchez Giménez como correspondiente a Gonzalo de Funes. El sepulcro, enmarcado por un arco apuntado con crestería gótica sostenido por dos angelitos portando escudos, apoya sobre cuatro leones. En el frontal presenta cuatro escenas en las que aparece la ceremonia fúnebre, con diversos representantes eclesiásticos. Sobre el sepulcro, en el interior del arcosolio, hay placas de alabastro que completan la iconografía funeraria de la parte inferior, con la representación del alma del difunto elevada a los cielos por ángeles.

En el exterior, la portada se encuentra en el lado de la Epístola. Es abocinada, de arcos ojivales que enmarcan un arco adintelado, en el tímpano hay una hornacina destruida. Se encuentra en el interior de un atrio con tres arcos apuntados sobre columnas octogonales. A él se abren dos ventanas rectangulares de gran derrame con decoración de celosía en piedra, única iluminación del interior de la iglesia.
(11 de Julio de 2020)