LIMONES (Granada)

LIMONES: Gracias Santiago, si te ha gustado esta historia, ese...

El mes de Junio, se hacia sentir el calor estival, el Sol apretaba con fuerza, la gente buscaba refugio dentro de las casas, y los que trabajaban en el campo, buscaban la sombra de los árboles o el frescor de la alameda. Un niño dormitaba a la sombra del viejo puente del rio, en la columna contenplaba, un nido de golondrinas, le llamaba profundamente la atención, como un animal tan pequeño, podia construir algo tan perfecto, simplemente con barro que recogía de la orilla del rio. De pronto llamó su atención, una de sus cabras, de nombre " MINA", berreaba de una manera extraña, el niño se levantó, se acercó al animal, y pudo intuir´que se encontraba de parto, el animal lo miraba, sintiendose el dolor, y pudiera decirse que le pedia ayuda. El niño no tenía experiencia, pero habia visto alguna vez, como los pastores ayudaban a parir a los animales. Se quitó la camisa, se lavó las manos y se puso de rodillas detras del animal, la cabra daba gemidos de dolor, cuando las patas del chotillo empezaban a asomar, el niño entre nervioso y risueño, animaba al animal.
-Vega "mina" que ya sale
Cogió la cabeza del choto por la nuca con una mano, y con la otra las manos y despacio fue sacandoel resto del cuerpo, una fuera, le quitó la fina membrana, que tapaba las fosas nasales y el choto empezó a berrear a su madre, una alegria inmensa se dibujó en la cara del niño, la madre empezó a lamerlo y enseguida volvió a tumbarse, el niño adivinó enseguida que otro choto iva a nacer y efectivamente, al momento nació el segundo, más rápido que el primero. Al cabo de diez minutos, el niño dió mamar a los chotillos, y entre nervioso y alegre, los cogió y se fué para su casa deseoso de dar la noticia a sus padres.
El dia más feliz de su vida y quería compartirlo con su padre, ahora ya era todo un pastor de nueve años. CATALÁN

Amigo Rafa: Muy bién que cuentas esta tierna y hermosa vivencia que tuvo aquel vecino tuyo de apenas 9 años, asistió a aquella cabra parturienta cosa que era propia de un veterinario experimentao, si aquel niño hubiera tenido la oportunidad que tienen hoy en día de ir al colegio y después a la Universidad, muy alto hubiera llegado, llegando a ser un hombre de gran provecho y haber prestado grandes servicios a la sociedad.
Saludos.

Gracias Santiago, si te ha gustado esta historia, ese vecino, era yo mismo, y aquel dia me senti la persona más importante del mundo, y aunque la verdad tuve suerte, porque la cabra ya era veterana, el placer, de llegar a mi casa con los chotos, es uno de mis mejores recuerdos de niño. UN ABRAZO. CATALÁN.