LIMONES (Granada)

LIMONES: Muchos fueron los chascos que me pasaron con Fortunato,...

Muchos fueron los chascos que me pasaron con Fortunato, pero uno de los que me dió miedo fué, la mañana que fuí a atarlo a la era y pasó la burra de Pepe Millones, fué olerla, que esta estaba en celo y salio arrastrando el tronco al que estaba atado, con su miembro todo fuera y que tan grande era, que tenía unas venas en él, que parecian las cuerdas de un pozo, yo lo miraba y parecía que queria hablarme, pués era feo de grande, parecia que se habia tomado tres Viagras, la suerte fué que habia un porton junto a la fuente y allí se refugiaron, Pepe millones con su burra, si nó, seguro que la Violea. jajaja.