LIMONES (Granada)

LIMONES: ¡Madre mía Santiago!, la ciencia en menudos laberintos...

Un estudio de la Universidad de Granada revela que la leche de cabra protege de posibles daños al ADN en situación normal y de sobrecargas de hierro, la elevada cantidad de la grasa de la leche de cabra, junto con la alta biodisponibilidad de magnesio y zinc, podrían ser responsables de su efecto protector en el ADN de linfocitos de sangre periferica.

¡Madre mía Santiago!, la ciencia en menudos laberintos de palabras nos mete, con lo fácil que es decir que la leche de cabra es buena y saludable, la que nos colocan con el ADN y tal... por mucho que sea verdad, que eso no lo discuto.
Un abrazo vegato, que seguro que llava calcio aunque allí la leche de consumo es sobre todo de vaca.