ABLA (Almería)

Iglesia

Iglesia desde la ermita.

Construida entre 1540 y 1570 por el albañil Francisco Lorenzo y el carpintero Benito Fernández con una sola nave; posteriormente ha sido ampliado notablemente con capillas laterales que, tras su comunicación aparentan tres naves.

Su parte más valiosa es el artesanado mudéjar de la nave principal y el presbiterio, cubriéndose las laterales con bóvedas. En 1860 el arquitecto José Marín Baldó proyectó una ampliación que no se llegó a ejecutar. Salvo escasos elementos que perduraron de etapas anteriores, a partir de 1949 se dotó de la pintura que decora la iglesia simulando falsas pilastras y arcos ornamentales; en el momento de redactar estas lineas de iglesia de Abla sufre una intensa restauración que probablemente cambie algunos aspectos y características que había conservado el templo. Asimismo destaca en su exterior, junto a la portada principal en estilo barroco y probablemente del siglo XVII, la representación inmediata a la torre recientemente reconstruida, de un templo romano, probablemente en memoria de los santos Apolo, Isacio y Cotrato que, según la tradición fueron martirizados en esta población a comienzos del siglo IV, durante el gobierno del emperador Diocesano. (Datos tomados de la Pág. Almeriapedia).
(1 de Noviembre de 2011)