Pueblos de España

Mensajes de SAN PEDRO DE MERIDA (Badajoz)

pie de mundillo
Matania, Auspicio el herrero y trece guardias más, que estaban heridos leves, lograron correr entre la espesa bruma de la noche y escaparon como rayos para refugiarse el Monasterio, esperando entre sus muros la piedad y misericordia del Temple.
Otros monjes que no habían intervenido en la corta lucha, son liberados por el Temple bajo la promesa de no intervenir jamás en ningún otro conflicto.
La corta pero intensa batalla entre profesionales de la guerra había terminado.
Marañon, como estaba pendiente del Cardenal y del Prior, con su patrulla de voluntarios Belgas, se decidió, después de ver los pros y los contras, por atacar todos juntos al cuartel general de los guar-dias del Cardenal y matar a dos pájaros de un tiro. Dicho y hecho, con Marañon en cabeza seguido de Guatire y del resto de la patrulla, atacó disparando ráfagas cortas a media altura que hicieron estragos en las huestes del cardenal. Una bomba de mano y la intensidad del fuego amigo, determinaron ... (ver texto completo)
Matania, Auspicio el herrero y trece guardias más, que estaban heridos leves, lograron correr entre la espesa bruma de la noche y escaparon como rayos para refugiarse el Monasterio, esperando entre sus muros la piedad y misericordia del Temple.
Becerril, viendo el peligro que corrían todos ellos, si él no intervenía muy decidido, cogió el flamante lanzagranadas ligero de calibre 90 y disparo contra los tres inquisidores, impactando el proyectil entre las piernas de sus enemigos, saltando en pedazos los tres con un alarido espantoso.
Marañon, como estaba pendiente del Cardenal y del Prior, con su patrulla de voluntarios Belgas, se decidió, después de ver los pros y los contras, por atacar todos juntos al cuartel general de los guar-dias del Cardenal y matar a dos pájaros de un tiro. Dicho y hecho, con Marañon en cabeza seguido de Guatire y del resto de la patrulla, atacó disparando ráfagas cortas a media altura que hicieron estragos en las huestes del cardenal. Una bomba de mano y la intensidad del fuego amigo, determinaron el fin de la escaramuza. El Cardenal Mariani, el Prior y siete guardias, yacían por doquier ensangrentados y despedazados en un enorme charco de sangre.
30
Las balas trazadoras relampagueaban dibujando un largo haz de luz amarillenta en la lóbrega noche, al estrellarse contra todo lo que pillaban a su paso. El ataque había partido desde un ángulo del perímetro en donde la milicia de los italianos estaba asentada desde el día anterior. Tano y Canive repelieron con arrojo el ataque de los fanáticos del Cardenal, con armas automáticas de gran calibre que destrozaban todo lo que tocaban, al tener la punta de estas balas explosivas, una cruceta ... (ver texto completo)
Becerril, viendo el peligro que corrían todos ellos, si él no intervenía muy decidido, cogió el flamante lanzagranadas ligero de calibre 90 y disparo contra los tres inquisidores, impactando el proyectil entre las piernas de sus enemigos, saltando en pedazos los tres con un alarido espantoso.
Los dioses crearon estas doce profecías para que el hombre se perdone así mismo:
La primera.
Legar la vida, a la existencia misma.
La segunda.
Brotar la vida, con la savia diaria.
La tercera.
Amar al amor, con amor amado.
La cuarta.
Odiar el odio, con delirio eterno.
La quinta. ... (ver texto completo)
30
Las balas trazadoras relampagueaban dibujando un largo haz de luz amarillenta en la lóbrega noche, al estrellarse contra todo lo que pillaban a su paso. El ataque había partido desde un ángulo del perímetro en donde la milicia de los italianos estaba asentada desde el día anterior. Tano y Canive repelieron con arrojo el ataque de los fanáticos del Cardenal, con armas automáticas de gran calibre que destrozaban todo lo que tocaban, al tener la punta de estas balas explosivas, una cruceta que hacía reventarlo todo.
Argos y Corona se habían parapetado por detrás de una escavadora, que les protegía de momento de la lluvia de balas que disparaban los tres inquisidores con una ametralladora ligera.
Los oscuros tiempos de la muerte, se aproximaban a galope tendido. Como trotarían los cuatro jinetes del Apocalipsis, cuanto sonaran las siete trompetas que anunciaban, que estaban a punto de alcanzar el poder extraordinario de la Octava Profecía.
Los dioses crearon estas doce profecías para que el hombre se perdone así mismo:
La primera.
Legar la vida, a la existencia misma.
La segunda.
Brotar la vida, con la savia diaria.
La tercera.
Amar al amor, con amor amado.
La cuarta.
Odiar el odio, con delirio eterno.
La quinta.
Abrir con llave, la puerta del desierto.
La sexta.
Meter tú oro, en tú póstuma mortaja
La séptima.
Oír trompetas, de Ángeles sin alas.
La octava.
Hablar de Dios, sin ser crucificado.
La novena.
Juzgar al hombre, con alma de animal.
La décima.
Ver Eternidad, en agujeros negros.
La undécima.
Crear demonios, con semen proxeneta.
La duodécima.
Pedirle a Cristo, razones de existir.
La luz decidirá la suerte de los hombres que matan al hombre, porque así es la historia en la Tierra.
El estaba vigilante de esta zona donde los soldados se escapaban de la carpa y comunico por la radio a todos los caballeros armados, que vigilaban todo el perímetro externo, que estuviesen preparados para repeler un posible ataque del enemigo.
Los oscuros tiempos de la muerte, se aproximaban a galope tendido. Como trotarían los cuatro jinetes del Apocalipsis, cuanto sonaran las siete trompetas que anunciaban, que estaban a punto de alcanzar el poder extraordinario de la Octava Profecía.
Aparentemente nadie había notado esta inesperada ausencia de los soldados del Papa. Pero Victoriano Iglesias, no cejaba en la antipatía cerril que tenía a los guardias del Cardenal, a los cuales gritaba, que eran unos maricones de mierda, en cuanto los veía.
El estaba vigilante de esta zona donde los soldados se escapaban de la carpa y comunico por la radio a todos los caballeros armados, que vigilaban todo el perímetro externo, que estuviesen preparados para repeler un posible ataque del enemigo.
Una aclamación exagerada (por las estridencias de los gritos de apoyo al Abad) se escuchó dentro de la carpa, mientras los escoltas del Cardenal salían uno a uno con socarronería y desaparecían entre la verde maraña de escajos y bardales que rodeaban por todos los lados al complejo conciliar cubierto.
Aparentemente nadie había notado esta inesperada ausencia de los soldados del Papa. Pero Victoriano Iglesias, no cejaba en la antipatía cerril que tenía a los guardias del Cardenal, a los cuales gritaba, que eran unos maricones de mierda, en cuanto los veía.
-Ahora ellos nos ofrecen la paz a cambio de volver a custodiar el Arca y la Iglesia lo acepta si tiene la custodia espiritual compartida con la material.
Una aclamación exagerada (por las estridencias de los gritos de apoyo al Abad) se escuchó dentro de la carpa, mientras los escoltas del Cardenal salían uno a uno con socarronería y desaparecían entre la verde maraña de escajos y bardales que rodeaban por todos los lados al complejo conciliar cubierto.
-Nosotros también fuimos castigados con ellos por la misma maldita ambición que tienen los hombres por tener el poder sobre los demás.
-Ahora ellos nos ofrecen la paz a cambio de volver a custodiar el Arca y la Iglesia lo acepta si tiene la custodia espiritual compartida con la material.
-Estaban soterrados debajo de la verde espesura de una selvática región Belga llamada las Ardenas.
-Querían el Arca para ellos solos y el creador les envió la muerte en vez de esta eterna juventud que tiene el inmenso poder de su Arca.
-Nosotros también fuimos castigados con ellos por la misma maldita ambición que tienen los hombres por tener el poder sobre los demás.
- Como nada dejaban al azar, el Arca de la Alianza es trasladada en secreto hasta un misterioso bosque donde el Temple habían construido la base secreta.
-Era una laberíntica y compleja ciudad subterránea excavada en roca maciza en los despeñaderos que bajaban hasta el río Mouse.
-Estaban soterrados debajo de la verde espesura de una selvática región Belga llamada las Ardenas.
-Querían el Arca para ellos solos y el creador les envió la muerte en vez de esta eterna juventud que tiene el inmenso poder de su Arca.
-Ahora quieren tener de nuevo tener la custodia de un Arca, que ellos perdieron hace muy pocos años, por los filtros y las extraordinarias prácticas de los caballeros del Temple. Al Zahorí del Vaticano, le fue ordenada la defensa de la potestad de la Iglesia sobre el Arca; con los más sutiles venenos y filtros extraordinarios, que tenían estos mágicos católicos en los laboratorios subterráneos del Vaticano.
- Como nada dejaban al azar, el Arca de la Alianza es trasladada en secreto hasta un misterioso bosque donde el Temple habían construido la base secreta.
-Era una laberíntica y compleja ciudad subterránea excavada en roca maciza en los despeñaderos que bajaban hasta el río Mouse.
-Ellos sabían que el Papa no dejaría suelto ningún cabo, ni rastro alguno que delatara la ubicación de una reliquia que pertenecía al pueblo de Israel.
-Por ese motivo, queridos hermanos, me sorprendo cuando leo en los libros de historia, la fiereza de la Orden que fue fundada para proteger la ruta desde Acre ha Jerusalén, cuando practicaban el altruismo cristiano en la ruta plena de peregrinos, ellos están haciendo el imperativo deber cristiano de ayudar al necesitado, como samaritanos del ... (ver texto completo)
-Ahora quieren tener de nuevo tener la custodia de un Arca, que ellos perdieron hace muy pocos años, por los filtros y las extraordinarias prácticas de los caballeros del Temple. Al Zahorí del Vaticano, le fue ordenada la defensa de la potestad de la Iglesia sobre el Arca; con los más sutiles venenos y filtros extraordinarios, que tenían estos mágicos católicos en los laboratorios subterráneos del Vaticano.