Pueblos de España

Mensajes de SAN PEDRO DE MERIDA (Badajoz)

 Mensajes de SAN PEDRO DE MERIDA
No te rías de las lágrimas
de un niño.
Todos los
dolores son iguales.
Dios ha puesto el placer tan
cerca del dolor que muchas
veces se llora de alegría.
El hombre a quien el dolor
no educó siempre será un niño.
No te rías de las lágrimas
de un niño.
Todos los
dolores son iguales.
Que haya muerto no es prueba
suficiente de que haya vivido.
El hombre a quien el dolor
no educó siempre será un niño.
La vida es un hospital donde
cada enfermo está poseído por
el deseo de cambiar de cama.
Que haya muerto no es prueba
suficiente de que haya vivido.
La vida es un hospital donde
cada enfermo está poseído por
el deseo de cambiar de cama.
La vida no merece que
uno se preocupe tanto.
La vida es una historia
muy bella que siempre
termina mal.
La mitad de la vida es deseo,
y la otra mitad insatisfacción.
La vida no merece que
uno se preocupe tanto.
El que no aprecia la vida
no la merece.
La mitad de la vida es deseo,
y la otra mitad insatisfacción.
La vida es demasiado corta
para que la hagamos mezquina.
El que no aprecia la vida
no la merece.
No hay nada que los hombres más
deseen conservar y menos cuiden
que su propia vida.
La vida es demasiado corta
para que la hagamos mezquina.
Todo aquel que tiene una
razón para vivir
puede soportar cualquier
forma de hacerlo.
No hay nada que los hombres más
deseen conservar y menos cuiden
que su propia vida.
El que larga vida vive,
mucho mal ha de pasar.
Todo aquel que tiene una
razón para vivir
puede soportar cualquier
forma de hacerlo.
Sólo vive el que sabe.
El que larga vida vive,
mucho mal ha de pasar.
Sólo vive el que sabe.
Buenas tardes Lucia, un Cristo muy significativo por la pasión.