Pueblos de España

Mensajes de SAN ROMAN DE HORNIJA (Valladolid)


Mensaje mas reciente de la zona:
Tienen su encanto los campos de amapolas
 Mensajes de SAN ROMAN DE HORNIJA
Arco de medio punto en San Román.
Hola! Quisiera saber si hay descendientes del matrimonio: de Luisa Garrido Velazquez de San Ramón de Hornija con Manuel Gutiérrez García que se casaron el 11/06/1787.

Gracias! Mirta Susana Berrutti Carreño
embalse en san roman de hornija
padre de abilio san roman
En la Crónica General de la Orden de San Benito aparece la noticia de que en tiempos del abad BERNARDO SOMOZA (1757-1761), se construyó la panera del monasterio de San Román de Hornija. Lo que siempre hemos conocido como "Las paneras" recogían el grano que producían las tierras del monasterio, así como la bodega (en los bajos de la casa rectoral) guardaba el vino de sus viñedos. Todavía algunos recordamos el resto de tapia de adobe que marcaba los límites del monasterio y que llamábamos ... (ver texto completo)
Quite reparararel tejado, pero me demands patrimony of un caro presupuesto
filoxera valladolid
curiosidades sobre el sistema metrico decimal
Me parece muy bonito, nunca me he parado a mirar esta calle desde esta perspectiva. Pero al ser de San Román es que me gusta todo en su conjunto, y también rincón a rincón.
Hola de nuevo Ayelén: Perdí el contacto contigo, cuando estabas perfilando con tu familia, ese viaje a San Román, que parece que terminó (Según tu escrito) en una gira bodeguera, tomando unos pinchos con vino tinto de los viticultores SanRomaniegos.
En aquel momento, ya te informé, que comenzaba con operaciones, que me hacían de cáncer, que casi ni sé a día de hoy donde llego. De cualquier forma lo importante es contarlo.
Disculpas y un saludo, para tí y para tu familia Argentina. de: Laureano Herrero.
MUERTOS

Dativo García Andrés, en el frente. Intentó pasar las líneas, pero fue fusilado.

Manuel López Leonardo

Francisco García Álvarez. Asesinado el 4 de agosto del 36 en Valladolid y enterrado en el cementerio del Carmen. Es una saca de Cocheras.

Ismael Rico, dependiente de comercio.

Cecilio Mora González. Muere en la Prisión Provincial de Valladolid en 1943, donde cumplía condena de seis años.

Además, los testigos hablan de otras dos personas, de las que desconocen datos:

Jaime, desaparecido en Galicia.
Andrés, que era maestro en Barruelo,

ENCARCELADOS

Eufronio Barrocal Calleja
Eladia Barrocal Muñoz, hija del anterior
Cipriano Barrocal García
Anastasio Celemín Sáez
Manuel Coca Celemín
Manuel Coca Matías
Santos Frontaura Gallego
Ausencio Gago Celemín
Marciano Gallego Camuerga
Marcelo García Barbarejo
Alberto García Barrocal
Dolores García Barrocal
Baldomero García Fernández
Álvaro García García
Fabriciano García García, hermano del anterior, Presidente de la Casa del Pueblo.
Anastasio García García
Juan Julio García Hernández
Nicolás García Rico
Ramón García Rico
Casimiro García Sanz
Inocencio Gómez Barrocal, alcalde republicano.
Vicente Gómez Benito
Juventino González Mora
Bertilio González Sanz
Ederlindo Leonardo Pérez
Emerenciano Leonardo Pérez
Mariano Leonardo Pérez
Narciso Leonardo Pérez
Esteban Lobo Toribio
En San Román de la Hornija es la única antepasada que tengo.
María Vivas Macías 25/05/ 1642 San Román de Hornija hija sw Domingo y Bárbula, casada con Alonso Baz Martín 07/07/1660 en Torrecilla de la Abadesa- fl 105v; falleció el 20/08/1707 Pollos, fl 79

Saludos.
Pues de esos apellidos no tengo nada, lo siento.
Saludos,
Jose Miguel
San Román es una localidad situada al oeste de la provincia de Valladolid, lindando ya con Zamora. Es tierra de vinos y está rodeada por tres ríos: el Bajoz, el Hornija y el Duero.

La República se proclamó en San Román con mucha alegría y con la participación de la mayor parte de los vecinos. Antes del 18 de julio del 36 no había mal ambiente en el pueblo. Funcionaba una Sociedad Obrera, había Casa del Pueblo, y los jornaleros acudían a ella para que los propietarios los contrataran ... (ver texto completo)
Gracias por los detalles. Aunque esa época empiece a quedar lejana, es importante no hacer tabla rasa y que se sepa lo que pasó para tener referencias claras y no repetir errores ni barbaridades anteriores.
San Román es una localidad situada al oeste de la provincia de Valladolid, lindando ya con Zamora. Es tierra de vinos y está rodeada por tres ríos: el Bajoz, el Hornija y el Duero.

La República se proclamó en San Román con mucha alegría y con la participación de la mayor parte de los vecinos. Antes del 18 de julio del 36 no había mal ambiente en el pueblo. Funcionaba una Sociedad Obrera, había Casa del Pueblo, y los jornaleros acudían a ella para que los propietarios los contrataran con todos los derechos. La Casa del Pueblo de San Román mantenía mucho trato con la de Castronuño, que era muy fuerte. Se oían cosas de otros pueblos, enfrentamientos y peleas entre izquierdas y derechas, pero en San Román no pasó nada importante de reseñar. Había caciques, pero no podían hacer gran cosa. Antes de la República habían abusado mucho de los jornaleros, imponiendo condiciones o pagando menos de lo debido; cuando alguien protestaba, no volvía a trabajar y se contrataba a gente de otras localidades a bajo precio. La República dictó leyes contra estos abusos, y los propietarios acabaron por acatarlas. En el pueblo había un cura enemigo acérrimo de todo lo republicano. Se llamaba Adolfo Chillón. Era un hombre retorcido, de malas intenciones. Más adelante demostró su capacidad de hacer daño.

Hubo intentos de crear problemas en las calles por parte de un jovencito llamado Ernesto, un falangista que fue detenido y trasladado a Valladolid. Este chico era más bien un liante que seguía las consignas de la Falange. Antes del 18 de julio, la derecha intentó a toda costa que en las calles de todos los pueblos hubiera jaleo para poder acusar a la República de la desestabilización social.

El 19 de julio, Ernesto apareció en el pueblo a la cabeza de un grupo armado. Venían en un camión, voceando y cantando. Cuando los vecinos salieron a ver qué pasaba, los apuntaron con los fusiles y los detuvieron. Ese día hubo cerca de 30 detenidos que fueron a parar a los calabozos municipales.

Tras varias deliberaciones en las que intervinieron varios caciques y el propio párroco Chillón, unos veinticinco detenidos fueron obligados a subir al camión con las peores intenciones.

Los familiares de los detenidos vigilaban el ayuntamiento y al ver cómo sacaban a la gente maniatada y a empujones avisaron al Teniente Coronel José de la Mora Requejo, un militar natural del pueblo que se encontraba casualmente allí visitando a su familia. Este militar fue, algo más adelante, uno de los peores azotes de los republicanos, a los que condenó como Juez militar. Sin embargo, se oponía firmemente a los actos espontáneos llevados a cabo por paisanos armados, fueran falangistas o no.

El camión con las víctimas iba por la carretera 122 en dirección a Zamora. En el cruce se encontraron con José de la Mora en mitad de la carretera, que los obligó a parar. Iba vestido de uniforme y armado. Preguntó que quién les había ordenado trasladar a los detenidos y le contestaron que obedecían al cura, Adolfo Chillón. El militar les ordenó volver al pueblo y liberar a los detenidos, entre los que había varias mujeres, como Lola García y Eladia Berrocal. Los de la patrulla no se atrevieron a desobedecerle y volvieron hacia el pueblo, seguidos por el coche del militar, quien nada más llegar a la plaza ordenó que avisaran al cura para que diera explicaciones, pero éste no apareció, oculto en las dependencias de la iglesia, pero no perdonó esta acción, y un tiempo después, cuando tuvo ocasión de denunciar a los vecinos, acusó también a uno de los hermanos del militar, Miguel de la Mora, y al propio teniente coronel, quien al enterarse acudió al pueblo y se enfrentó personalmente con al cura, al que amenazó públicamente.

La familia de la Mora Requejo, una de las más importantes del pueblo, estaba compuesta por la madre, que era viuda, y seis hijos. Entre ellos estaba Juan, gobernador civil de Badajoz, José, militar franquista y Miguel, abogado republicano, político muy conocido en la zona por su actividad en la campaña electoral. Este hombre se salvó porque ese día no estaba en el pueblo, y tras trabajar para la República se exilió en Méjico. Su casa fue asaltada y saqueada, y toda su biblioteca fue quemada en el jardín. Su hermano José, juez del Tribunal de Responsabilidades Políticas intentó detener el expolio, aunque el daño ya estaba hecho.

Los vecinos liberados del camión se libraron de la muerte, pero pronto volvieron a ser detenidos. Los trasladaron a las cárceles de Valladolid y fueron sometidos a juicio oral. En la causa 1001/37, celebrada en la capital, el teniente coronel José de la Mora Requejo testificó a favor de los acusados, por lo que no se dictaron penas de muerte, a pesar de que se pedían 23. Por fin, los vecinos fueron condenados a penas de entre 12 y 6 años y un día.

Años después, ante la llegada de la democracia, personas desconocidas quemaron los archivos municipales en la dehesa de las reses bravas, quedando únicamente unos libros de registro. Desaparecían así de la historia del pueblo las pruebas documentales de muchos abusos y delitos cometidos durante aquellos días. Sin embargo, lo ocurrido permaneció en la memoria de las víctimas y en el propio devenir del pueblo, que con la mayor parte de los trabajadores encarcelados comenzaba un declive económico y demográfico irrecuperable hasta el día de hoy.
Hace varios años dediqué un tiempo a investigar la ascendencia de una parte de familia originaria de San Román y tengo bastante información de algunas ramas que, en algún caso, se remonta hasta mediados del siglo XVI.
Si hay alguna persona interesada en el tema me gustaría entrar en contacto para intercambiar datos e información.

Saludos,
Jose Miguel Sanchez
En San Román de la Hornija es la única antepasada que tengo.
María Vivas Macías 25/05/ 1642 San Román de Hornija hija sw Domingo y Bárbula, casada con Alonso Baz Martín 07/07/1660 en Torrecilla de la Abadesa- fl 105v; falleció el 20/08/1707 Pollos, fl 79

Saludos.
Hace varios años dediqué un tiempo a investigar la ascendencia de una parte de familia originaria de San Román y tengo bastante información de algunas ramas que, en algún caso, se remonta hasta mediados del siglo XVI.
Si hay alguna persona interesada en el tema me gustaría entrar en contacto para intercambiar datos e información.

Saludos,
Jose Miguel Sanchez
jurillo