BUCIEGAS (Cuenca)

vista de la iglesia desde lavadero
Buenos días.

En el Archivo del Ayuntamiento se conservan varios cuadernos de la antigua escuela de Buciegas. Son los llamados " cuadernos de control", donde cada día un niño hacía sus tareas para ser enviado a la inspección en Cuenca para comprobar asi el nivel de los alumnos. Estos cuadernos contienen redacciones y descripciones de como era el pueblo a ojos de aquellos niños, algunos de los cuales son los abuelos de ahora. Aqui os dejo dos redacciones me han gustado especialmente. Un saludo.

... (ver texto completo)
Genial, gracias Antonio por en encerrarte en los archivos y rescatarnos esos escritos y los dibujos
En las fotos he colgado algunos dibujos de los cuadernos de control de la escuela. Que los disfrutéis. Pintaban bien nuestros padres y abuelos.
Buenos días.

En el Archivo del Ayuntamiento se conservan varios cuadernos de la antigua escuela de Buciegas. Son los llamados " cuadernos de control", donde cada día un niño hacía sus tareas para ser enviado a la inspección en Cuenca para comprobar asi el nivel de los alumnos. Estos cuadernos contienen redacciones y descripciones de como era el pueblo a ojos de aquellos niños, algunos de los cuales son los abuelos de ahora. Aqui os dejo dos redacciones me han gustado especialmente. Un saludo.

¿Como es mi pueblo?
Mi pueblo es pequeño. Tiene unas casas muy bonitas y una Iglesia muy alta con una campana muy grande. Tiene un ayuntamiento muy pobre. También tiene una Escuela con un patio y un jardín. Tiene una fuente que echa mucha agua. También tiene un rio a las orillas del pueblo. Mi pueblo tiene 400 habitantes. Tienes 5 calles muy bonitas.
Ejercicio de Redacción del 10 de Abril de 1961.

Mis vacaciones de Navidad.
Cuando nos dieron las vacaciones de Navidad el último día trajimos zambombas y otros (ilegible) cada uno trajo una cosa a la escuela y cantamos villancicos y tocamos las zambombas y se vistió Ernesto con una sábana blanca y parecía la muerte y nos divertimos mucho y echaron en un plato zumo de cerillas y lo que tenía que hacer Evelio se puso lleno de humo la cara y lo pasamos muy bien, y nos divertimos mucho y (ilegible).
El otro día fue Domingo y fuimos a misa y cuando salimos de misa fuimos a buscar figuras para hacer el Belén y cuando terminamos de buscar las figuras fuimos a hacer el Belén y le pusimos luz eléctrica y estuvo muy majo, mejor que ningún año y otro día que no alumbro y los chicos estuvimos todo el día trayendo leña para calentarle al niño los pañales. Por la noche, cuando cenamos, le prendieron a la hoguera los chicos y las mamas que terminaron de cenar rezamos y yo me fui al rosario y en el rosario cantamos muchos villancicos y cuando salimos del rosario ya me estuve un poco en la hoguera y luego me fui a mi casa y otro día fue la Pascua y la misa fue cantada y cuando fueron a besar al niño cantamos villancicos los chicos cantamos villancicos mientras los hombres y las mujeres besaron al niño y cuando terminaron de besarlo fuimos las chicas a besarlo y cuando salimos de misa yo me fui a mi casa y luego se me paso un rato y tocaron al rosario y me fui y cuando salimos me fui a mi casa. El día del año nuevo por la mañana me levante y me paine y almorcé y cuando vino el señor cura fui a misa y besamos al niños y cantamos villancicos las chicas y cuando salimos de misa yo me fui a mi casa y se paso un rato grande y comí y luego tocaron al rosario y fui y cantamos villancicos y luego salí del Rosario yo me fui a mi casa y el día de los Reyes me levante, me peine y almorcé y luego viene el señor cura y fui a misa y también cantamos villancicos y besamos al niño y cuando pasaron esos días yo lo dedique en estudiarme las lecciones y ayudar a mi madre y se han pasado las vacaciones y a mí me han gustado mucho las vacaciones por que se pasa muy bien.

Ejercicio de Redacción del 8 de Enero de 1958.
Suerte por tener un ayuntamiento que escucha. Buena gente en este ayuntamiento
Ya me han dicho que has llevado olmos y has puesto alguno en los sitios emblemáticos. Envia alguna foto.
Por cierto, estuvimos hablando, que serias muy buena alcaldesa, así que ya sabes, animate, y, "mujeres al poder".
Pero nena si ya tenemos alcalde y concejales que escuchan a quien quiere ayudar.
Esto ha sido una acción conjunta. Luego cuelgo alguna fotos. Saludos
Gracias Marisol, la verdad es que estaba para presumir.. y yo no me he cortado tampoco
Ya me han dicho que has llevado olmos y has puesto alguno en los sitios emblemáticos. Envia alguna foto.
Por cierto, estuvimos hablando, que serias muy buena alcaldesa, así que ya sabes, animate, y, "mujeres al poder".
rosa, tus fotos como siempre preciosas. ya he puesto la de los almendros como fondo de escritorio. para presumir de pueblo.
Gracias Marisol, la verdad es que estaba para presumir.. y yo no me he cortado tampoco
rosa, tus fotos como siempre preciosas. ya he puesto la de los almendros como fondo de escritorio. para presumir de pueblo.
Por fin tenemos placas con los nombres de nuestras calles!. Os dejo algunas fotos para que las veáis. Ya no tendrán escusas los de correos para mandar los certificados.
Os dejo también algunas fotos de esta primavera.. Estaba espectacular después de la intensa lluvia.
Buenos días a todos. Me he encontrado esta descripción del pueblo de un viajero en 1976, no deja de ser curiosa y más de uno puede reconocer de quien se hablar. Un saludo.
Capítulo titulado “ DE BUCIEGAS”, del escritor Manuel Real Alarcón. Escritor conquense que visito varios pueblos de la provincia en la década de los 70 y dejos escritas sus impresiones en el libro “Pueblos de Mi Cuenca”, editado en 1978.

Hasta allí llega el cronista buscando al cura de Cañaveras, que también lo es de Buciegas. Y lo encuentra en el camino, en la inmensidad del paisaje. Y se apean de sus automóviles. Y conversan allí mismo. Parecen seres extraterrestres, enfundados en sus machas negra y azul de sus respectivos ropajes, en aquella infinita soledad ocre empujando el cristal diurno.
Pueblo gris de los tiempos, avejentado sobre una loma, junto a la taca grande y verde de huertos y arboledas. Existen todavía las casillas donde anidaba un búho y en las que vivía un ciego. Y diz si serían compañeros en sus luces muertas: Bu –ciegas.
En un puentecillo romano, sentado sobre el barandal, un viejo con pañuelo a la cabeza deja vivificar su cuerpo por el sol, mientras contempla su mula, albardada de manta rústica, apacentando el verde libre y enjundioso
Casas de tapias cubiertas de gavillas, trampeadoras de zorras en sus asaltos al averío. Muros de toscas piedras, pardas de milenios y de pobreza, sufridoras de feudo. Parece el pueblecillo olvidado, del que se echa mano para sacarlo en alguna opera.
Su iglesita, semiderruida, llena de humedad, sin torre. Solo campanario y coro. Al abrir la puerta percibese, de espaldas al visitante, a Cristo en su caída, cara a la pared, castigado. Acaban de celebrar su fiesta septembrina y ha quedado allí. Figuras de santos en su hornacina, como en una media tumba, para ser olvidados. Un cuadro en el presbiterio, de almas en el purgatorio, elevan el cáliz o copa que sostiene a El Salvador, misericordioso, adorado por un obispo y una Virgen sobre sendas nubes a un lado y a otro. En los cuerpos sufrientes en las llamas, observanse dos calvos lirondos, que no mondos, barbudos, en un realismo insólito, quizá caricaturizando a alguien. A la puerta del caserón – iglesia, dos acacias negras, requemadas por la hoguera de la Navidad. Y recrecen nudosas, reviejas, reumáticas.
Callecillas embarradas por fango y basura, por las que transitan caballerías con serones de estiércol. Y lo sacan dos hombres maduros, patudos y arrojados, del montón caliente y humeante de la materia muerta, que vuelve a generar vida. No hay plaza mayor. Un olmo moribundo representa la espiritualidad, casi primitivo. Aún se labra con arado y son las más caballerías que los hombres jóvenes. No quieren leña, no hay quien la traiga y no la necesitan. Las ramas de los olivos las queman en el mismo olivar, y los bosques crecen en aliagas, romeros y carrascas. Y no hay casi miel. No hay quien ponga colmenas.
Observase una puerta con un tronco cruzado.
- Para que no se salga el animal- explica ansiosa una mujer, viejas, esquelética, vestida de negro a la que acompaña un galgo, también de negro, fino de hocico y rabo de interrogación.
Y pretuntasele:
- ¿Hay alguna panadería?.
- ¡Ca, no señor, estamos esperando el pan de Cañaveras!.
La gente curiosa al cronista. Rostros alargados, ibéricos, tristes y fatalistas, parece que le observan como a un “rostro blanco “de otra tribu.
Y una mujer joven entretiene al sol a tres niños bajo el balcón cargado de geranios, sentada sobre una paca de paja. Su hermosura, instintivamente, ha buscado el amparo de lo único de belleza y alegría del pueblo: la lozanía y el gozo de los vivos colores de las plantas.
La telefonista, dicharachera y tildada, con dos pendientes de perlas, gesticula con la llave de la iglesia que antes había mostrado al viajero:
-Mire usted, la concentración parcelaria nos ha aprovechado tierras yermas, que ahora han sembrado. Y respetado las palerías, acequias, arroyos limpios que ya hay agua.
Al partir una mujer, pañuelo al cuello, conduce a una mula que lleva las seras cargadas de cebollas, y mira para el automóvil con extrañeza nostálgica. El coche alcanza en la carretera a otra mujer bien vestida, de nuevo, con un niño en brazo. ¿Es que va hacia Cañaveras andando con su hijito enfermo, o va de compras urgentes?. Es el espíritu de atávico heroísmo de los burgos penalizados y sufridos.
Estamos a treinta
en abril cumplido
alegraos damas
que el mayo ha venido

por el pelo empiezo
y por la cabeza
que es el primer punto
de toda tu esencia

tu pelo rizado
hebras de oro fino
donde yo me enredo
cuando en ti imagino

tu frente espaciosa
es campo de guerra
donde el Rey Cupido
plantó su bandera

esos son tus ojos
que todo lo ven
pero ten cuidado
y examina bien

tu nariz aguda
espada afilada
que a los corazones
sin sentir los para

esos tus oídos
son dos oidores
que están escuchando
mis conversaciones

esos son tus pechos
son dos fuentes claras
donde yo bebiera
si tú me dejaras

tus bonitas piernas
pero bien formadas
acuden a tiempo
a todas las llamadas

ya están declaradas
todas tus facciones
y ahora falta
el mayo que quieres

estoy imaginando
las horas del día
estoy imaginando
cuando serás mía

el mayo que quieres
dímelo y declara
que el cantor no quiere
agraviarte en nada.
Gracias Marisol por el esfuerzo recopilador. ¿le ponemos música?.
Por supuesto, y los cantamos en la próxima reunión.
Gracias Marisol por el esfuerzo recopilador. ¿le ponemos música?.
Buenos días a todos.

me mando Rosa este recorte de prensa que informa de una fiesta teatral que hubo en Buciegas en honor al párroco de entonces. La trascribo integra y todavía hay actores que recuerdan su actuación en aquel evento.

Velada literaria en Buciegas
Fue ofrecida como homenaje al párroco.
Buciegas (De nuestro corresponsal)- El pasado domingo, el pueblo de Buciegas vivió una jornada eminentemente cristiana. Rindió un justo y merecido homenaje de adhesión inquebrantable a su párroco, don Aurelio Bermejo, a este párroco que desde hace seis años que está en el pueblo ha desplegado un celo y actividad extraordinarios, tanto en lo espiritual como en lo materia.
Para el no hay barreras ni obstáculos cuando toca al cumplimiento de su Ministerio.
Un recuerdo perpetuo quedara en Buciegas. Cuando vengan generaciones posteriores exclamaran ante la vista de tantas huellas: “Paso un párroco haciendo el bien, que se llamó don Aurelio Bermejo”
Buciegas ha querido mostrarle un poquitín de su agradecimiento. Por la mañana se celebró una Misa de Comunión y por la noche, a las nueve, la Escuela en pleno, desde el más chiquitín hasta el mayor, en nombre de las autoridades y del pueblo entero, haciéndose eco de todos, le ofreció una velada literaria que se desarrolló con arregla al siguiente programa:
1. Nuestro párroco es así.
2. Estampa primera del Párroco
3. Buenaventura
4. Estampa segunda del Párroco
5. Espigadoras
6. El juguete cómico “ Chiquillos”
7. El sainete titulado “ Tio Tenajos”
8. Entremés infantil “ La cigarra y la hormiga”
9. El Gitano
10. Querer es poder.

Todos los números fueron representados con acierto, siendo muy aplaudidos por el numeroso público que llenaba la sala.
Terminó el acto con unas sentidas y emotivas palabras de Don Aurelio Bermejo, expresando su agradecimiento a todos.

Fuente. Diario Ofensiva. Domingo 27 de Abril de 1958.
Os sigo ya que me gustan vuestras fotos son bonitas, alegres y las antiguas entrañables, me hacen recordar, trillando con mi abuelo, recogiendo la parva etc. Yo también lo hice y me gusta recordarlo.