Pueblos de España

COIN (Málaga)

Habitantes: 21.866  Altitud: 202 m.  Gentilicio: Coineño O Coino 
Hoy amanece en COIN a las 06:19 y anochece a las 20:31
Nº fotos: 361  Nº mensajes: 124  Visitas / día: 166 

Información general sobre COIN:

Situación:

Está situado en el Valle del Guadalhorce, a unos 33 km al oeste de la capital provincial y a unos 30 al norte de Marbella. Coín es la cabeza del partido judicial homónimo.

Su término municipal tiene una superficie de 127,37 km² y limita con los municipios de Monda, Guaro, Alozaina, Pizarra, Cártama, Alhaurín el Grande, Ojén y Mijas.

Coín se halla en el centro del Valle del Guadalhorce por lo que constituye un punto estratégico en la provincia de Málaga, ya que equidista de la Costa del Sol, Antequera, la capital, Serranía de Ronda y la Sierra de las Nieves.

Ayuntamiento:

Ayuntamiento de Coin
Casa Consistorial.
Plaza de la Alameda, 28 - 29100 Coín (Málaga)
Tel. 952 453 020 Fax. 952 453 284

Fernando Fernández Tapia-Ruano
Alcalde-Presidente Excmo

Monumentos:

Iglesia y Convento de Santa María de la Encarnación
se eleva sobre la antigua mezquita musulmana
Iglesia de San Andrés y el Hospital de la Caridad
Iglesia de San Juan Bautista
Ermita de Nuestra Señora de la Fuensanta
Torre del antiguo Convento de Trinitarios Calzados
Museo Etnográfico "Las Vistillas, Coín vida rural"

Fiestas:

La fiesta grande de Coín es la Feria de Agosto, que se celebra durante los días 9 y 15 de dicho mes. Esta fiesta tiene su origen en el siglo XVIII, cuando fue concedida por el rey Carlos III en 1765. La feria inlcuye una procesión nocturna de la Virgen de la Fuensanta, patrona de la localidad, en cuyo honor también se celebra la Romería de la Fuensanta el primer fin de semana de junio.
Fiestas de la Primavera
En mayo, que inlcuyen la procesión del Santo Cristo del Perdón y de la Veracruz y el Día de la Cruz. Asimismo en mayo tiene lugar la Fiesta de la naranja, declarada de Singularidad Turística Provincial, y dedicada a la promoción de los productos agroalimentarios y artesanos de la localidad.
Semana Santa

Costumbres:

La gastronomía coineña está basada en los alimentos que produce su huerta, con los que se elaboran la sopa hervía, sopa poncima, gazpacho o gazpachuelo. En invierno es muy consumida la berza con pringá, que se suele acompañar con pan amasado a puño y cocido en horno de leña disponible en las tahonas de la ciudad. También se produce y consume chorizo, morcilla, salchichón, morcón y lomo en mateca, además de la naranja.
Gazpacho. Sopas cachorreñas. Sopa herví¬a. Tortilla de Tagarninas. Matamarí¬o. Mojete. Gazpachuelo. Potaje. Puchero. Cocido.
Distintos dulces se elaboran según la época del año. Así, los rosquetes de huevo se hacen en Semana Santa y las rosquillas de ochío y empanadillas, en Navidad. Otros productos de repostería destacados son el pan de higo, las pasas en aguardiente y las gachas con arrope.

Historia:

Los primeros asentamientos situados en el término municipal de Coín están datados en épocas Paleolíticas, Neolíticas y de los Metales.
En Coín se pueden encontrar vestigios de la época del Paleolítico, de la Edad del Bronce y del Cobre

Durante los cinco siglos que permaneció la ocupación musulmana en Coín;
En el primer cuarto del siglo décimo, Hish Dakwan (como se conocía Coín) desempeña un importante papel en las campañas de Abderraman III contra el disidente muladí Omar Ben Hafsum, que protagonizó numerosas revueltas junto con sus hijos.
La toma de Hish Dakwan por los cristianos el 27 de abril 1485, fue uno de los hechos de armas más memorables de la conquista del Reino Nazarí de Granada. La heroica resistencia que presentaron sus defensores al ejercito del Rey Católico, y el grado de valor que ambos contendientes mostraron en la lucha han inmortalizado para la historia figuras como la del caudillo Hamet el Zegrí y el caballero Pedro Ruiz de Alarcón, escena reflejada en la sillería del coro de la catedral de Toledo. Tomado Coín, el Rey Católico ordenó demoler los restos de la fortaleza ya que, por sus dimensiones y emplazamiento, era muy difícil y costosa su defensa. Hubo que pasar mucho tiempo para que Coín tuviera nuevamente, al decir del cronista Palencia, “aquel aspecto de belleza que la distinguía entre todas las otras poblaciones del territorio de Málaga”.
La principal actividad económica fue la agricultura, lejos de las murallas del castillo, así como el aprovechamiento del agua, muy abundante en la zona, a través de los molinos, muchos de los cuales se han mantenido en la localidad hasta hoy día -aunque han introducido la electricidad-, y que han dado nombre a una de las calles, de los Molinos. La importancia del agua y la fertilidad de los campos del municipio constituyen dos elementos primordiales del Coín moderno, y reclamo turístico de primera magnitud. Concretamente, los lemas de la localidad son Paraíso ameno y Manantial de luz. La perenne presencia del líquido elemento también se traduce en la importancia que los vecinos de Coín confieren al Nacimiento, que es el lugar donde emana el agua que se suministra a la localidad y a los principales partidos rurales. Durante las épocas de sequía, la mayor preocupación de los ciudadanos es que la piedra de la que nace el agua no se seque, incluso existe la leyenda de que si se moviese esta piedra, ya no saldría más agua de este manantial. Este lugar emblemático está siendo actualmente objeto de una gran reforma para su conversión en parque de recreo. Así, se está construyendo un lago artificial y se ha proyectado acondicionarlo como ribera de río natural. El comercio de los cítricos que se cultivan en la localidad es muy importante, ya que las naranjas, limones y mandarinas coínas son de excelente calidad. De estas huertas salen además nísperos, ciruelas, manzanas y una gran variedad de hortalizas y legumbres. Unos productos a los que se añade la popularidad del pan elaborado en los hornos coínos, en muchos casos amasado a mano y cocido con leña. Este pan se vende a diario en muchas localidades de la Costa del Sol, como ocurre con la pastelería artesanal, en la que destacan los roscos coínos, rellenos de pan de higo. La cría de ganado adquiere también cierta importancia y, sobre todo el porcino, que pone en funcionamiento una cadena de producción y venta de derivados del cerdo. Una elaboración que sigue la más antigua tradición y que se realiza tras ese rito en el que se convierte la matanza del cerdo. Son las principales actividades a las que se dedica la población y en las que el trabajo artesanal cobra mayor importancia. En Coín se pueden comprar piezas de cerámica verde, típicas del lugar y que salen de los tornos de las alfarerías de toda la vida. La producción artesanal se mezcla con la industrial en búsqueda de un mayor desarrollo local. Destaca en este sentido el funcionamiento de cuatro cooperativas dedicadas a la confección y en las que se da empleo a un buen número de mujeres.

El siglo XVII supone el afianzamiento de la Edad Moderna en Coín. En 1632, compra su jurisdicción al Rey, separándose así de la Málaga y finalizando el pago pactado en 1696.
Durante la Guerra de la Independencia Española, Coín jugó un papel importante, ya que allí se alojó el obispo de la diócesis malagueña, Vicente de LaMadrid, en el Palacio Episcopal que se construyera allá por el siglo XVI, donde falleció en 1809. Sufrió una gran inundación en el mes de noviembre de 1831 y construyó un cementerio extramuros en 1888.

Turismo:

Cuevas Rupestres
Natural Sierra de las Nieves
Rutas ecológicas
senderismo

Si quiere agregar o modificar información general, pulse sobre el siguiente enlace: actualizar información de COIN