CAÑETE LA REAL (Málaga)

Habitantes: 2.233  Altitud: 736 m.  Gentilicio: Cañetero, -ra 
Hoy amanece en CAÑETE LA REAL a las 08:23 y anochece a las 18:03
Nº fotos: 70  Nº mensajes: 57  Visitas / día: 8 

Información general sobre CAÑETE LA REAL:

Situación:

Cañete la Real es un municipio fronterizo entre la Serranía de Ronda y la comarca de Antequera, y se eleva 742 metros sobre el nivel del mar. El principal río del municipio es el Guadalteba, que atraviesa Cañete para seguir su curso regando los municipios colindantes y abastecer al embalse del mismo nombre. El paisaje que ofrece Cañete la Real es de bastante belleza. Las laderas de las montañas que lo rodean a menudo están cubiertas de bosquetes de encinas y pinares de monte bajo que trepan entre roquedales calizos. Entre matorrales de romero y tomillo podemos ver agazapados zorros y gatos monteses, exponentes más interesantes de la fauna de los parajes de Cañete la Real.

Limita con los municipios malagueños de Almargen, Teba, Ardales, El Burgo, Serrato, Cuevas del Becerro y Ronda; con los municipios gaditanos de Setenil de las Bodegas, Alcalá del Valle y Olvera; y con los municipios sevillanos de Algámitas y El Saucejo.

Situado en la parte occidental de la comarca del Guadalteba

Ayuntamiento:

ALCALDE

Josefa Jurado Corrales

Plaza de la Paz, 1, 29340 Cañete la Real, Málaga
TEL. 952 18 30 01

Ayuntamiento 952 183 001.

Teléfono/fax: 952 184 304

Monumentos:

La Iglesia de San Sebastián, a caballo entre el románico y el gótico;
La Iglesia se levanta originariamente en el siglo XV y tras un terremoto tuvo que construirse de nuevo en el siglo XVIII. Época de la que data su portada barroca de gran interés arquitectónico. En el interior está dividida en tres naves cubiertas con bóvedas de medio cañón. En una de ellas se abre un camarín donde se guarda la imagen de la patrona la Virgen de Cañosantos. En el exterior, tiene especial interés la torre de ladrillo visto y su tejadillo a base de cerámica de dibujos geométricos.

Entre la oferta cultural de arquitectura religiosa de Cañete también podemos encontrar otras dos edificaciones que corresponden al convento de San Francisco, del siglo XVII, que tenía un pequeño claustro adosado a la iglesia, y al Monasterio del Santísimo Sacramento de las Monjas Carmelitas, que data del siglo XVIII.

Yacimientos

Cañete la Real es otro de los pueblos de la comarca del Guadalteba en el que podemos encontrar más de doscientos yacimientos arqueológicos, y media docena de edificios construidos entre los siglos XV y XVIII. Por una parte tenemos la fortaleza de Hins Cannit, que da nombre al pueblo. En estos momentos se encuentra en fase de reconstrucción y, en breve se habrá recuperado en su totalidad. En el núcleo urbano también podemos encontrar restos de dos torres defensivas, más bien castillos, conocidas como la de Priego y la Ortegícar. La fisonomía del pueblo es típica de los pueblos andaluces. En la calle San Sebastián, la de más carácter de la población, se ubican diversas casas con fachadas de gran valor de los siglos XVII al XIX y el conjunto carmelita. Asimismo, en la calle Grande podemos contemplar una variada muestra de fachadas típicas de la serranía. Las mayoría de las casas no superan las dos plantas, aunque las podemos encontrar de hasta cuatro pisos.

Monasterio del Santísimo Sacramento

Cementerio Dulce Nombre por ser muy antiguo en el lugar.

Convento de San Francisco construido a principios del siglo XVII. Se fundó el 29 de enero de 1624 por solicitud de la villa. Al actual emplazamiento se trasladan el 16 de mayo de ese mismo año.

el Castillo de Hins Canit, posiblemente construido durante el siglo IX. Sus pobladores eran miembros de la tribu de los Banu Jali. Eta fortaleza fue conquistada en 1330 por Alfonso XI. Durante los siglos XIV-XV la fortaleza es ocupada alternativamente por musulmanes y cristianos. En 1482 aprovechando un momento en que la fortaleza estaba desguarnecida los musulmanes tomaron cautivos a los pobladores y quemaron la villa. Finalmente no pudieron mantenerla. Tras la reconquista de Ronda y la Serranía en 1485, el castillo de Cañete perdió su valor militar.

Ermita de Padre Jesús, Ermita Santa Ana, Ermita de la Virgen de los Remedios, Ermita de la Virgen de la Soledad, Capilla de La Atalaya y Ermita Dulce Nombre de Jesús.

Fiestas:

En enero, el día 20, festividad de San Sebastián, patrón de Cañete.

En febrero, el día 3, festividad de San Blas, se celebra el Día de las Roscas; la última semana de febrero se celebran el carnaval.

Durante el mes de abril se celebra la Feria del Libro. La Semana Santa es una fiesta religiosa con gran tradición en Cañete la Real, el Jueves Santo desfila la Hdad. del Stmo. Cristo de la Buena Muerte, y en la mañana del Viernes Santo la Hdad. de Ntro. Padre Jesús Nazareno y Ntra. Sra. de los Dolores.

En el mes de mayo se celebra la romería en honor a San Isidro Labrador.

A finales del mes de julio se celebra la Fiesta de las culturas de al-Ándalus.

En el mes de agosto, el segundo fin de semana se celebra la Real Feria, según cédula concedida por el Rey Fernando VII el 19 de junio de 1829 a la villa de Cañete la Real.

En el tercer domingo del mes de septiembre tienen lugar las fiestas de la Virgen de Caños Santos en Cañete la Real. La Banda de Música da el pistoletazo de salida a las actividades lúdico-festivas, que a ritmo de pasodoble anuncia el comienzo de las fiestas por las calles de Cañete. Durante tres días, todos los vecinos y visitantes de la localidad disfrutarán de degustaciones gratuitas, campeonatos deportivos y actuaciones que tendrán lugar en la caseta instalada por la Hermandad de la Virgen. Uno de los actos más esperados es el de la Ofrenda Floral, el sábado por la noche, cuando se reúnen la mayoría de los cañeteros, para, después de la ofrenda, cantar la Salve.

La ofrenda, la misa de doce del domingo y la procesión vespertina, que cierra las fiestas, son los momentos más emotivos de las fiestas. La procesión del domingo se desarrolla por las principales calles de Cañete, pero hay un punto muy especial, y es cuando la procesión se para frente a las ventanas del convento de clausura de las Carmelitas y le dirigen la mirada de la Virgen para que las monjas puedan saludarla. Esta es una fiesta muy popular de la que disfrutan los cañeteros y vecinos de localidades adyacentes, a lo que hay que sumar aquellos naturales de Cañete, emigrantes, que vuelven cada año a su tierra, desde Barcelona exclusivamente, para venerar a su Virgen.

En el mes de agosto, el segundo fin de semana se celebra la Real Feria, según cédula concedida por el Rey Fernando VII el 19 de junio de 1829 a la villa de Cañete la Real.

Costumbres:

Uno de los platos típicos de Cañete es la porra, el gazpacho tostado, y el potaje de tagarninas y los productos derivados del cerdo, a lo que hay que añadir los exquisitos dulces y magdalenas elaborados por las monjas de clausura. En cuanto a la artesanía, hay que destacar la labor de un taller especializado en la decoración de azulejos en muy variadas técnicas y la labor del Taller Escuela que está restaurando el Castillo. Existe también una asociación de mujeres dedicadas a la elaboración de flores secas bajo el nombre de "Jacaranda", cuya sede se encuentra en la Casa de la Cultura del Ayuntamiento.

El dulce más conocido y popular de Cañete es el famoso pionono.
elaborados por las monjas Carmelitas de clausura.

el Día de las Roscas, el 3 de febrero.

Historia:

Los restos más antiguos de asentamientos humanos en el término de Cañete se remontan al [[Neolítico]. Excavaciones arqueológicas dan como resultado hallazgos de fragmentos cerámicos realizados por los pobladores que vivían en las cercanías del casco urbano actual hace 3000 años. Los íberos establecieron su base en un cerro cercano al pueblo que denominaron Sabora.

En tiempos de Plinio fue Civitas Estipendiaria (ciudad tributaria) del Conventus Astigitanus. Sin embargo, la dificultad del terreno y las condiciones climatológicas (fuertes vientos asolaban a la ciudad), motivaron que en el año 78 d. de J. C., los habitantes de Sabora solicitaran del Emperador Vespasiano el traslado de la ciudad a una zona más llana y fértil (¿Fuentepeones, el Carrascal?). El Emperador despachó la embajada en las primeras calendas de agosto accediendo a lo que solicitaban los saborenses. Como agradecimiento, el pueblo de Sabora acuñó monedas en las que aparece el emperador Vespasiano vestido de guerrero con escudo y lanza en la mano izquierda y dos espigas en la derecha. También se grabó en bronce la carta que el Emperador envió a los saborenses (la famosa aérea tabula de Vespasiano encontrada en tiempos de Carlos V, y que se llevó al museo del Escorial).
Tras la invasión musulmana de principios del siglo VIII, se realizó la conversión progresiva al Islam, lo que significó el cambio de denominación pasándose a llamar Canit. Fue en esta época cuando se llevó a cabo la construcción del conjunto fortificado que es el castillo de Cañete (Hisn-Canit). La fecha exacta de su construcción no podemos precisarla, si bien sabemos que pronto se puso al servicio del rebelde muladí Umar ibn Hafsun. Tras la conversión de éste al cristianismo, Awsaya ibn al-Jali, jefe de los beréberes de la zona rondeña convertiría a Hins Canit en uno de los principales focos de la revuelta mozárabe. Años más tarde, en el 906, la fortaleza de Cañete, en tierras de Takaronna, era tomada por asalto y dotada de una guarnición permanente.
Entrada que realizó Pedro I en 1362; en el curso de la cual fueron ganadas a los musulmanes las plazas de El Burgo, Ardales, Cañete, Turón y las Cuevas. Seis años más tarde, en 1368, aprovechando un período de crisis en las relaciones de los reinos cristianos, los granadinos cobraron de nuevo las fortalezas conquistadas por el rey castellano.
En octubre de 1407 fue reconquistada por el hijo del Maestre de Santiago, Gómez Suárez de Figueroa, aprovechando una nueva entrada en la que se mantuvo un prolongado asedio sobre el castillo de Setenil, recibió información sobre la pequeña guarnición que mantenía la fortaleza de Cañete y bajo pretexto de correr la tierra de Ronda se aproximó hasta los muros de esta villa. Pero fue en 1482 tras la reconquista de Ronda y su serranía, cuando pasa definitivamente a manos cristianas.
Tanta escaramuza durante casi un siglo, tuvo como consecuencia el destrozo casi por completo de la fortaleza, que en la actualidad es objeto de un amplio y discutido programa de restauración.

Iniciada la conquista por los reyes cristianos, llegaron hasta las puertas de
Cañete las huestes de Fernando III, el Santo, en su empuje para conquistar Sevilla (1246).
Conquistada por el rey castellano Alfonso XI en 1330 (1328?), ratificó a la villa el título de Real, que según la tradición le había dado tras las invasiones bárbaras, el rey visigodo Witiza.

Turismo:

Alojamiento rural, desarrollando diversas actividades en la Naturaleza: labores de granja, juegos de aventura, animación, caballos, senderismo, escalada, tirolina, deportes, Inglés... Para niños de entre seis y quince años, colegios, grupos...

El Molino se encuentra en el término municipal de Cañete la Real (Málaga), encauzando la Ruta de los Pueblos Blancos y lindando con el río Corbones. Sin duda, lugar de excepción en el pasar unos días en contacto pleno con la Naturaleza y disfrutando de la gran belleza que posee este paraje.

VISITAS GUIADAS

Si quiere agregar o modificar información general, pulse sobre el siguiente enlace: actualizar información de CAÑETE LA REAL